Un término muy escuchado en estos tiempos es el llamado “wellness”, corriente que promueve el bienestar personal de forma holística, dando importancia no solo a la optimización física (fitness), sino también al aspecto mental y emocional del individuo.

El wellness, no solo aporta una actitud más optimista ante la vida, sino que genera estados de buen humor, creatividad y concentración que hacen posible hallar solución ante las dificultades, lo que hace que se reduzcan los niveles de estrés.

Para propiciar este estado, las personas deben seguir ciertos pasos como lo son emplear buenas técnicas de respiración, rodearse de detalles bellos y agradables (aromas perfumados, flores,

paisajes armoniosos, sonidos que inducen estados de calma y tranquilidad), darse un momento de ocio contemplativo, y realizar movimientos pausados que equilibren los niveles de energía corporal (yoga, reiki y meditación).

Para fortuna de los chilenos, el país es generoso en espacios perfectos para desarrollar la filosofía

de vida “wellness”, por su geografía abundante en locaciones y ambientes que invitan a la armonía y el recogimiento. Además de esto, en el plano energético, Chile tiene poderosos centros magnéticos (altas concentraciones de magnetita y cuarzo) que impactan en la dinámica vital de quienes los visitan (Cerro Cancana).

Pero si lo que se quiere es pasar unos días en instalaciones con actividades y personal especializado en bienestar integral, entonces lo ideal es acercarse a Hospedajes o Centros holísticos y de relajación que están localizados en zonas estratégicas del territorio: Valle del Choapa, La Serena, costa de pichidangui y zona sur de los Vilos.

Otro ambiente fenomenal para la práctica del “ wellness”, sin alejarse demasiado de la capital, es

la Cascada de la Ánimas, lugar que recibe a los visitantes con interesantes alternativas para los simpatizantes de la medicina China, las terapias orientales, aplicación de hierbas terapéuticas,

y biomagnetismo.