Práctica de Yoga en Chile

El Yoga es una disciplina proveniente de la India con más de 4500 años de existencia,que busca la armonía entre el espíritu y el cuerpo, por lo que su práctica conlleva a beneficios tanto corporales, como físicos y espirituales. Por esta razón su práctica se ha extendido entre muchos chilenos que lo tienen ya como parte de su cotidianidad.

El Yoga en Chile no tiene tanto tiempo; podemos rastrear sus inicios con el mexicano José Estrada en 1964 quien fundó la primera escuela. A partir de entonces han sido múltiples los maestros y el desarrollo que ha tenido. Podemos mencionar a la escuela Kundalini Hara-Nam en 1980, el proyecto Chatuspadah, la Academia Chilena de Yoga y los centros Yoga Luka, entre otras no menos importantes.

Estas academias y otros muchos centros de prácticas del yoga en Chile se han desarrollado con distintas concepciones de la disciplina, desde la original que se entiende como un todo integrado e integral místico y físico, pasando por la concepción de la yoga laica, hasta tendencias que consideran al yoga como un deporte.

Es tanto lo que se ha masificado la práctica del Yoga en Chile que el Congreso de la República decretó el día 4 de noviembre como día nacional del yoga.

El yoga se ha popularizado tanto que existen distinto tipos de organizaciones de yoga dirigidos especialmente a gente joven, personas de edad avanzada, yoga para mujeres embarazadas, yoga para niños, entre otros. Hay cada vez más centros de yoga tanto en Santiago como en otras ciudades del país, es más hay centros de yoga que trabajan en hoteles, posadas, centros turísticos en general, que uno de sus atractivos es la práctica del yoga como método de relajación.

El otro gran boom del yoga en Chile es el yoga practicado como un deporte desprovisto de su manto espiritual y reduciéndolo a prácticas meramente físicas de posiciones difíciles de hacer, que se ejecutan en gimnasios y centros comerciales.